miércoles, 19 de diciembre de 2018

Asma en Niños


El asma es un desorden respiratorio crónico y el problema de salud más común en niños. Los niños con asma tienen ataques de tos, resuello y dificultad para respirar, que incluso pueden llegar a ser graves.

Síntomas y causas

Los síntomas son causados por espasmos en las vías aéreas de los pulmones. Las vías aéreas se inflaman y llenan posteriormente con moco, lo que hace que la respiración sea difícil. Muchos de los ataques de asma ocurren cuando los niños tienen infecciones respiratorias, incluyendo infecciones causadas por los virus de la gripa común. Los ataques también pueden ser causados por:

  • Exposición al humo del cigarro.
  • Estrés.
  • Ejercicio fuerte.
  • Condiciones del tiempo, incluyendo días fríos, con viento o lluviosos.
  • Alergias a animales, polvo, polen o moho.
  • Contaminantes de interior como pinturas, materiales para limpiar, químicos o perfumes.
  • Contaminantes de exterior como el ozono.

A los niños con asma se les puede prescribir medicamentos para relajar las vías aéreas pequeñas y/o prevenir la inflamación, es por ello la importancia de un seguro de gastos médicos para niños. Estos medicamentos deben ser administrados diariamente o sólo durante los ataques. Los medicamentos para el asma vienen en varias formas, incluyendo líquida, en polvo y píldora, o también pueden ser respirados de un inhalador o compresor. La mayoría de los niños con asma pueden llevar una vida normal, pero generalmente tienen que restringir sus actividades.

Algunas medidas preventivas para reducir los ataques de asma son:
Evitar agentes alergénicos como polvo, alfombras gruesas, almohadas de plumas, perros y gatos. Instalar alfombras delgadas, aspirar y sacudir diariamente también pueden ayudar a reducir los agentes alergénicos. Dejar de hacer ejercicio si el niño comienza a sentir dificultad para respirar o comienza a resollar.

Evitar el ejercicio fuerte

Evitar el tiempo frío y húmedo. Un niño con asma puede estar en casa durante los días fríos y húmedos o puede ser llevado afuera inmediatamente si el aire frío dispara el ataque.
Si el niño con asma tiene dificultad para respirar:

  1. En caso de que usted conozca las causas, termine la actividad del niño y remueva aquello que le causa la reacción alérgica.
  2. Tranquilice al niño y proporciónele el medicamento prescrito, si lo tiene, para un ataque.
  3. Si no es su hijo o hija, avise a los padres del niño.
  4. Si el niño no mejora rápidamente y los padres no se localizan, llame al doctor del niño.
  5. Si el niño no puede respirar, llame a un teléfono de ayuda Registre el ataque de asma en el archivo del niño. Describa los síntomas del niño durante el ataque, el nombre de la medicina se le dio y la causa del ataque, si se conoce.